¿Comandos dopados? La Marina de EE.UU. realizará pruebas aleatorias para frenar el consumo de esteroides y otras drogas en los SEAL

La Marina de Estados Unidos empezará a realizar pruebas aleatorias a partir de noviembre a los militares pertenecientes al grupo de operaciones especiales (‘Navy SEAL‘) para comprobar si han tomado esteroides u otras drogas con el fin de incrementar su rendimiento.

Según AP, aunque esto es algo a lo que los altos rangos militares se han estado resistiendo desde hace tiempo, el Comando de Operaciones Especiales del Ejército ha asegurado que también se unirá a esta iniciativa implementada en primera instancia por la Marina a partir del mes de noviembre.

El diario estadounidense ‘The New York Times’ ha informado de que esta medida ha tenido lugar un año después de que un aspirante a los SEAL muriera en el curso de selección para formar parte del grupo de operaciones especiales. Se conoce como la ‘semana del infierno’ y pruebas revelaron el uso de estereoides entre los candidatos.

El marine Kyle Mullen tenía 24 años cuando murió en 2022 y sufrió un paro cardíaco horas después de finalizar la fase más complicada del curso. Tras su fallecimiento, la Marina encontró testosterona, hormona de crecimiento humano y otras drogas en un coche que el aspirante compartía con otros candidatos, y esto hizo saltar las alarmas.

El contralmirante Keith Davids, comandante de Guerra Especial Naval, anunció esta iniciativa el pasado viernes y sostuvo que es algo «para proteger su salud y preparación militar». Además, no se quedará solo en los aspirantes, sino que se extenderá a todos los integrantes del grupo de operaciones especiales.

Según informa el medio especializado en Defensa ‘Usni News’, las leyes existentes del Departamento de Defensa y la Marina prohiben el uso de estas sustancias y de algunos suplementos dietéticos sin prescripción médica. En este sentido se han realizado pruebas puntuales con algún miembro de la Armada, pero requieren del permiso del Pentágono para poder llevar a cabo análisis de orina de forma rutinaria y aleatoria.

A partir de noviembre, la Marina llevará a cabo pruebas aleatorias periódicas cada mes del 15% del equipo, así como barridos sorpresa en todo el grupo de operaciones especiales. Los SEAL que den positivo podrían ser expulsados.

SEAL

Los militares pertenecientes a los SEAL tienen que lanzarse en paracaídas desde grandes alturas, sumergirse en profundidades marinas o moverse rápidamente en terrenos montañosos y escarpados. Es decir, deben estar preparados para actuar en circunstancias extremas y peligrosas, por ello su entrenamiento requiere un alto rendimiento.