El hijo de Gustavo Petro no colabora con la Fiscalía y va a juicio por sospechas de corrupción

La Fiscalía de Colombia presentó este lunes una acusación por enriquecimiento ilícito y lavado de activos contra Nicolás Petro Burgos, el hijo mayor del presidente Gustavo Petro, y deberá ir a juicio, tras negarse a colaborar como había prometido cuando fue arrestado el 20 de julio.

El organismo detalló en un comunicado que «radicó escrito de acusación ante los Juzgados Penales del Circuito Especializados de Barranquilla (…) en contra del señor Petro Burgos por los delitos imputados» y que próximamente se designará al juez que llevará a cabo el juicio.


«Es ante este juez que la Fiscalía General de la Nación presentará todas las pruebas que posee en el respectivo juzgamiento. La Fiscalía informará oportunamente sobre otras medidas jurídicas que se pretendan adoptar», agregó la información.

Petro Burgos fue detenido el pasado 29 de julio, acusado de enriquecimiento ilícito y lavado de activos, pero llegó a un acuerdo de colaboración con la Justicia, que le permitió responder al proceso en libertad, pero al parecer no ha cumplido ese compromiso.

Una imagen de video del juicio a Nicolás Petro, junto con su ex esposa Daysuris Vásquez, en agosto en Bogotá. Foto: EFE

El hijo del presidente colombiano, que inicialmente había ofrecido colaborar con el proceso de investigación con datos y evidencias documentales, reaccionó también el lunes y manifestó en su cuenta de X, antes conocido como Twitter: «Inicia la lucha de mi vida”. Además, afirmó que sabía que la Fiscalía dirigida por Francisco Barbosa “no era de fiar y hoy lo demostraron”.

El hijo del presidente colombiano añadió: «Me han presionado hasta el límite con la única intención de convertirme en un arma contra mi padre. Decidí levantarme y no arrodillarme ante el verdugo”.

El caso Petro Burgos

La Fiscalía comenzó a investigar a Nicolás Petro Burgos desde marzo pasado por las denuncias de su ex esposa, Daysuris Vásquez, según las cuales el hijo del mandatario, que era diputado de la Asamblea del departamento caribeño del Atlántico, recibió dinero ilícito para la campaña presidencial de 2022.

Gustavo Petro, el 19 de junio de 2022, al votar en la elección que lo llevaría a la presidencia de Colombia. Foto: AFP Gustavo Petro, el 19 de junio de 2022, al votar en la elección que lo llevaría a la presidencia de Colombia. Foto: AFP

Tras su detención, Petro Burgos reconoció, según la Fiscalía, que recibió dinero del ex narcotraficante Samuel Santander Lopesierra, conocido como «el hombre Marlboro», y de Gabriel Hilsaca Acosta, hijo del controvertido empresario Alfonso «Turco» Hilsaca.

Parte de ese dinero supuestamente entró a la campaña presidencial de su padre en 2022, aunque Petro Burgos aseguró en una entrevista con la revista Semana que el mandatario no lo sabía.


El Consejo Nacional Electoral (CNE) deberá investigar si ese dinero fue registrado por la campaña presidencial de Petro y, de esta forma, determinar si el entonces candidato sabía o no.

Petro ha sido criticado por desmarcarse de la educación de su hijo mayor al afirmar que no lo crió, y tras su arresto dijo que le dolía «tanta autodestrucción» y que esperaba que pudiera «reflexionar sobre sus propios errores». Sin embargo, semanas después el mandatario lo visitó en su casa de Barranquilla.