Hamas amenaza con matar a rehenes en respuesta a los bombardeos israelíes

El grupo islamista palestino Hamás amenazó con matar a rehenes en respuesta a los bombardeos israelíes contra la Franja de Gaza.

«Cada ataque contra nuestro pueblo sin previo aviso será respondido con la ejecución de uno de los rehenes civiles«, afirmaron en un comunicado las Brigadas Ezzeldin al Qassam, el brazo armado de Hamás.

«El enemigo no entiende el lenguaje de la humanidad y la ética, así que nos dirigiremos a ellos en el lenguaje que entienden», añadieron.

Israel bombardea Gaza como respuesta a una ofensiva sin precedentes del grupo islamista palestino lanzada el sábado que ha dejado cientos de muertos en ambos bandos.

Combatientes del Hamás que lograron infiltrarse en Israel huyeron de nuevo al enclave con un centenar de rehenes.

Muerte en el kibutz

Al menos 100 de las 900 personas que murieron en el ataque del movimiento islamista Hamás contra Israel fueron halladas en el kibutz de Beeri, adyacente a la Franja de Gaza, informó este lunes el servicio de emergencia religioso Zaka, en medio de una guerra entre Israel y Hamás que ha dejado más de 1.500 muertos a ambos lados de la frontera.

«Al menos 100 muertos sólo en el kibutz Beeri», informó el grupo de emergencia a medios israelíes.

Soldados israelíes patrullan un área mientras suenan sirenas mientras se lanzan cohetes desde Gaza hacia Israel, cerca de Sderot, sur de Israel. Foto Reuters

Los cadáveres habrían sido removidos del lugar abordo de camiones frigoríficos.

El sábado pasado, Hamas -que gobierna de facto la Franja de Gaza- tomó por sorpresa a Israel con una ofensiva masiva que incluyó el lanzamiento de miles de cohetes y la infiltración en territorio israelí de un número indeterminado de milicianos, que han masacrado civiles y secuestrado más de 100 personas, aparentemente para intercambiarlas por presos palestinos.

Ese mismo día, Israel se declaró en estado de guerra e inició un contraataque con proyectiles aéreos, navales y terrestres sobre la Franja de Gaza, así como la caza de milicianos en territorio israelí.

El número de muertos del lado israelí supera los 900, mientras que en la Franja de Gaza, suman al menos 687 muertos.

Los intercambios de fuego no han cesado y se espera que la escalada se profundice aún más en los próximos días.

Así, el Ejército israelí llamó a los ciudadanos a hacer reservas de alimentos, agua y medicina para al menos tres días, así como tener siempre presente dónde se encuentran los refugios antimisiles.