se intensifica con duros combates la invasión israelí en la Franja y crecen los choques en el norte con Hezbollah

La operación militar israelí se intensifica hora tras hora en Gaza con la avanzada de tres columnas de las tropas que en su camino sostienen fuertes combates con milicianos del grupo fundamentalista Hamas. En esos choques murió un teniente coronel israelí, comandante de un batallón. Esa baja eleva a 18 las muertes entre militares desde el inicio de la invasión.

Al mismo tiempo, en la frontera con Líbano, también han recrudecido los choques de la batalla de baja intensidad que Israel libra desde hace días con la organización pro iraní Hezbollah.

Soldados israelíes en operaciones, en la Franja de Gaza. Foto: Xinhua (Imagen del Ejército)

Este viernes el máximo dirigente de ese grupo insurgente aliado de Irán, Hassan Nasrrallah, dirigirá un mensaje que crea gran expectativa aquí porque podría definir si habrá o no una nueva guerra con esa organización paramilitar, la más poderosa de la región y aliada crítica de Hamas. Los analistas consultados por Clarín son relativamente escépticos sobre esa posibilidad.

El mensaje coincidirá con el arribó aquí del canciller norteamericano Antony Blinken quien anticipó que demandará a Israel una pausa en los combates para dar auxilio a los civiles inocentes atrapados en Gaza, sin mínimos recursos y que constituyen las principales víctimas de la batalla. El presidente norteamericano, Joe Biden, también sugirió la urgencia de esa “pausa humanitaria”, además su importancia política clave. El apoyo internacional a Israel corre riesgo debido a ese desastre humanitario.

Según datos de las instituciones gubernamentales en la Franja, que no es posible confirmar en detalle, serían ya más de 9.000 los muertos, incluyendo gran cantidad de niños desde el inicio de la guerra. El conflicto lo disparó la brutal masacre perpetrada por los terroristas de Hamas en el sur de Israel donde vejaron y mataron en apenas horas a más de 1.400 civiles. Secuestraron, además, a 245 personas.

Entre tanto, una nueva tanda de palestinos con pasaporte extranjero llegó este jueves al paso terrestre de Rafah para cruzar hacia el territorio de Egipto, país que calcula recibir en los próximos días al resto de los extranjeros que residen en Gaza, entre ellos asistentes sanitarios y funcionarios de ONG’s.

Más de mil niños

También Emiratos Árabes Unidos anunció que recibiría hasta mil niños palestinos de la Franja que requieran atención médica y que viajarán junto a sus familias. Esa novedad creó alguna controversia en las redes por un punto muy delicado entre los palestinos preocupados de que ese tipo de gestos contribuya a un nuevo éxodo de ese pueblo.

Un hombre lleva en brazos a una chica herida en el campo de refugiados de Bureij AFPUn hombre lleva en brazos a una chica herida en el campo de refugiados de Bureij AFP

Desde hace días circulan informaciones sobre gestiones de la parte israelí para colocar a gran parte de la población de Gaza en Egipto. Según los analistas consultados por este enviado, es una iniciativa sin posibilidades de éxito debido a la resistencia de los palestinos, pero además por el rechazo de los países del entorno que consideran que semejante gesto implicaría asociarse con los grupos ultras que dominan el debilitado gobierno del premier Benjamín Netanyahu.

La actual guerra, la quinta y más letal que han librado Israel y Hamas desde que la banda terrorista tomó Gaza en un golpe en 2007, se realiza en el terreno con al menos tres puntas de lanza bajando desde el norte de la Franja hacia el sur, lentamente, intentando fulminar la resistencia del grupo terrorista.

Las diferencias de potencia entre ambos bandos son determinantes, aunque la organización tiene a su favor el uso de túneles que perforan todo el territorio con ingresos y salidas ocultas, lo que les permite emboscar a las tropas.

Video

Operaciones en tierra entre ruinas y bombardeos a edificios y blancos móviles desde el aire: cómo opera el ejército israelí en Gaza.

Esas puntas de lanza, según el Instituto para el Estudio de la Guerra de EE.UU., son una columna que marcha desde el extremo nororiental de Gaza, otra al sur de la capital del enclave que atravesó ya el territorio hasta alcanzar la principal autopista que une el norte y el sur. La tercera, se mueve desde el extremo noroccidental y ya avanzó unos 5 km por la costa mediterránea hasta las afueras de los campos de refugiados de Shati y Jabaliya.

En ese último campo de refugiados, la fuerza aérea lanzó dos bombardeos, según Israel con la intención de destruir una instalación subterránea de Hamas y sus ramas de combate. Hubo cientos de víctimas civiles en esa operación. Un comandante de la organización murió también en ese ataque, indicaron las fuerzas israelíes

Los insurgentes enfrentan a las tropas con misiles antitanque, granadas y disparos de fusiles. Israel responde con helicópteros, artillería desde los buques estacionados frente a la Franja y la acción de los aviones y los tanques de guerra.

El frente con Hezbollah

En el otro frente de Líbano continuaron las escaramuzas en las cuales Hezbollah ha perdido ya a medio centenar de sus combatientes. Israel evacuó todas las ciudades del entorno de esa frontera y movió hacia el lugar unidades de artillería y lanzadores de misiles.

Los principales choques suceden en la zonas del Monte Hermón y las Granjas de Cheba, según reportes desde el lugar. Estas acciones suceden después de que se disparara un misil contra un avión militar israelí y se repitiera el lanzamiento de cohetes hacia este lado de la frontera.

Un helicóptero Apache israelí lanza bengalas sobre la Franja de Gaza, desde Sderot EFEUn helicóptero Apache israelí lanza bengalas sobre la Franja de Gaza, desde Sderot EFE

Mientras todo esto sucede, crece la tensión en Cisjordania, el otro territorio palestino ocupado desde 1967 donde hay una escalada de los enfrentamientos entre los colones y los granjeros árabes.

En las últimas horas uno de esos colonos israelíes murió baleado cuando viajaba en su vehículo. En otros incidentes poco después tres palestinos fueron abatidos por los militares. Más de 125 palestinos han muerto ya en manos del ejército o de los colonos desde la masacre del 7 de octubre en esos territorios y existen fuerte temores de que la situación derive en una nueva intifada. .