Una senadora de Estados Unidos se confundió en medio de una votación, tuvo que ser asistida y generó preocupación

La senadora demócrata, Dianne Feinstein, de 90 años, protagonizó un incómodo momento en el capitolio.

La senadora demócrata, Dianne Feinstein, de 90 años -una de las mas grande dentro del capitolio de Estados Unidos-, fue la protagonista de un momento incómodo cuando se confundió durante una votación y debió ser asistía por una persona de su equipo.

Después de que la senadora Patty Murray, presidenta del Comité de Asignaciones del Senado, pidiera a los miembros que votaran sobre la Ley de Asignaciones de Defensa, la secretaria le pidió a Feinstein que emitiera su voto. Debía responder por «si» o por «no», pero la funcionaria comenzó a leer en voz alta una declaración.

Mientras Feinstein continuaba con su lectura, un asistente la invitó a votar, mientras que Murray, que estaba sentada inmediatamente a la izquierda de Feinstein, le dijo a la senadora principal que «simplemente dijera ‘Sí‘». Feinstein entonces sonrió y dijo “aye” (“sí”).

“La senadora estaba preocupada, no se dio cuenta de que el debate acababa de terminar y se llamó a votación. Ella comenzó a dar una declaración, se le informó que era una votación y luego emitió su voto”, dijo un vocero Feinstein a la cadena CBS, para minimizar el hecho.

Según cuenta el Washington Post, este año, Feinstein estuvo ausente por más de dos meses debido a un ataque de herpes zóster. En un Senado en el que el Partido Demócrata tiene una estrecha mayoría de 51-49 (si se cuentan los tres independientes que se reúnen con los demócratas), su partida temporal estancó las confirmaciones de los candidatos judiciales del presidente Biden, entre otros asuntos. Es por eso que algunos congresistas demócratas le pidieron su renuncia.

Feinstein es la senadora con más años de servicio: fue elegida para la Cámara baja en 1992 y desde entonces ocupa una banca ininterrumpidamente. Su mandato actual termina a principios de 2025 y no planea irse antes, según el Post, que informa que la legisladora de California no se postulará para la reelección el año próximo.

La demócrata finalmente regresó en mayo, en silla de ruedas, tras recuperarse de una encefalitis, una inflamación del cerebro que puede ser una peligrosa complicación del herpes zóster. Desde entonces, de vez en cuando sonó confundida.

El incidente se suma al que protagonizó Mitch McConnell, cuando se quedó paralizado en una conferencia de prensa en el Capitolio.

McConnell, de 81 años, interrumpió una oración y permaneció callado e inmóvil frente al micrófono durante unos 20 segundos hasta que sus asesores y colegas senadores lo ayudaron a ponerse a un lado.

Pero el veterano político de Kentucky regresó varios minutos después y les dijo a los periodistas: «Estoy bien». Luego respondió preguntas sobre varios temas políticos.

La edad también es un tema central en la próxima disputa presidencial de 2024: el actual mandatario, Joe Biden, tiene 80 años, mientras que el principal candidato republicano, Donald Trump, tiene 77.

DB

Mirá también