La OMS dice que China compartió datos que indican que no hay un nuevo patógeno

La Organización Mundial de la Salud afirmó que China había compartido datos sobre un reciente aumento de las enfermedades respiratorias en niños, un día después de que el organismo dijera que estaba buscando información sobre la posibilidad de que hubiera allí casos de neumonía sin diagnosticar.

Los datos chinos no indicaban «la detección de ningún patógeno inusual o nuevo», según un comunicado de la OMS del jueves.

Children and their parents wait at an outpatient area at a children hospital in Beijing on November 23, 2023. The World Health Organization has asked on November 23, 2023, China for more data on a respiratory illness spreading in the north of the country, urging people to take steps to reduce the risk of infection. China has reported an increase in «influenza-like illness» since mid-October when compared to the same period in the previous three years, the WHO said. (Photo by Jade Gao / AFP)

Los datos, que incluían resultados de laboratorio de niños infectados, indicaban que el aumento de casos era consecuencia de virus y bacterias conocidos, como la gripe y el micoplasma pneumoniae, una bacteria que suele causar una enfermedad leve.

Signos

Los ingresos hospitalarios de niños habían aumentado desde mayo, al igual que las visitas ambulatorias, pero los hospitales eran capaces de hacer frente al incremento, declaró China a la agencia mundial de salud.

Video

Qué hay que saber sobre la patología respiratoria.

La OMS había solicitado información después de que las noticias chinas, así como las publicaciones en las redes sociales, indicaran un notable aumento de niños enfermos en las últimas semanas.

Los padres informaron de largas colas, a veces de ocho horas o más, en los hospitales infantiles.

La Comisión Nacional de Salud de China reconoció los informes de hacinamiento.

Algunos de esos informes también llamaron la atención esta semana de los miembros de ProMED, un sitio de seguimiento de enfermedades gestionado por la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas que los funcionarios de sanidad supervisan en busca de alertas tempranas de posibles enfermedades emergentes.

La transparencia de China a la hora de informar sobre los brotes ha sido objeto de un intenso escrutinio mundial, después de que ocultara los primeros casos tanto del virus del SARS en 2003 como del virus que provocó la pandemia de coronavirus en 2020.

A principios de este año, la OMS reprendió a las autoridades chinas por ocultar datos que, según la agencia, podrían arrojar luz sobre los orígenes del coronavirus.

La OMS emitió su petición formal de datos un día después de que un miembro de ProMED compartiera una noticia de Taiwán sobre un aumento de niños enfermos en Beijing y Liaoning, una provincia del noreste de China.

Las autoridades chinas ya habían reconocido públicamente un aumento de las enfermedades respiratorias entre los niños, pero la OMS dijo que en ese momento no estaba claro si ese aumento estaba causado por patógenos conocidos.

«Un propósito clave era identificar si se han producido ‘conglomerados de neumonías no diagnosticadas’ en Beijing y Liaoning, como se menciona en los informes de los medios de comunicación», señala el comunicado de la OMS.

La OMS dijo que el aumento de las infecciones en China fue más temprano en la temporada de lo esperado históricamente, pero «no inesperado», dado que este fue el primer invierno desde que China había levantado las estrictas restricciones de coronavirus que impuso en 2020.

Otros países habían experimentado saltos similares en otras enfermedades después de levantar sus controles de COVID.

c.2023 The New York Times Company